Follow by Email

miércoles, 10 de octubre de 2012

EVALUANDO AL CENTRO, UN PROCESO INSTITUIDO EN LA ESCUELA.




La Escuela Normal y las Evaluaciones Externas.

Evaluación diagnóstica de la calidad educativa de Escuelas Normales que ofrecen la Licenciatura en Educación Preescolar 2012.

Parece ya un lugar común hablar de la importancia de los centros escolares, de las escuelas singulares, de los planteles de educación a cualquier nivel educativo. De la misma manera, es ya muy abundante la literatura que habla sobre los factores propiamente escolares que tienen algo que ver con los resultados de aprendizaje de los niños, y con ella la que es propia de la evaluación de los centros escolares.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, en la historia del desarrollo educativo de este siglo, esto es algo muy reciente. Durante varias décadas trabajamos en educación bajo el supuesto de que el peso de las condiciones socioeconómicas y culturales externas al sistema educativo sobre las posibilidades de logro académico de los alumnos era tan fuerte que era muy poco lo que este podía hacer para contrarrestarlas. Desde los años cincuenta hasta los ochenta, la investigación educativa había reforzado este supuesto. El resultado más consistente de la investigación educativa en estos años se refería precisamente a la capacidad explicativa del contexto socioeconómico y cultural del niño sobre el acceso, la permanencia y el logro académico dentro de la escuela. Estos resultados condujeron a un escepticismo respecto del papel de la educación formal en la promoción de una mayor igualdad social (Schmelkes).

Los equipos de escuelas normales que participarán en el proyecto Evaluación Diagnóstica de la Calidad Educativa de Escuelas Normales que ofrecen la Licenciatura en Educación Preescolar 2012, desde los grupos reflexivos que han colaborado en años recientes.

Desde el año 2010 los integrantes de los Grupos Reflexivos del proyecto han elaborado una serie de indicadores para evaluar distintos componentes del funcionamiento de la licenciatura. Dentro del modelo de evaluación se considera un componente esencial de la calidad a la práctica profesional del docente. Por ello, se elaboraron 11 competencias profesionales para los profesores de las Escuelas normales, estas se organizan en 2 grandes ámbitos: 1) Programas y trabajo en el aula; 2) Actividades institucionales. Esta propuesta tiene varias cualidades. Por una parte, tiene un enfoque centrado en el aprendizaje. También, acentúa tres actividades que el Grupo Reflexivo considera fundamentales: a) el desarrollo de la investigación educativa; b) el papel de tutor del profesor de la escuela normal; c) la participación activa en procesos de mejora continua de la calidad de la escuela normal. Además, recupera una visión más sistémica de la práctica profesional del docente de la escuela normal.


LOS ANTECEDENTES

La preocupación por la calidad de la educación no es un asunto novedoso; sin embargo, actualmente existe un interés explícito por la cuestión. La idea que subyace en la expresión “calidad educativa” responde a un interés de larga historia: enseñar a los jóvenes del mejor modo posible. Ya en los textos de Platón, aparece la necesidad de que los poderes públicos garanticen la educación. La Revolución Francesa acelera el propósito de eliminar la ignorancia de la manera más rápida y eficiente posible. En México, su Constitución política y diversas leyes plasman el interés público por ofrecer una educación de buena calidad.

Desde la década de los años de 1990, las Instituciones de Educación Superior
(IES) han transitado hacia procesos de evaluación, con el objeto de impulsar la
calidad educativa y, de manera simultánea, enfrentar los problemas de restricción
presupuestal. A partir de las experiencias de evaluación en la actualidad, los
procesos de evaluación forman parte de la vida cotidiana de las IES.


El proyecto Evaluación Diagnóstica de la Calidad Educativa en Escuelas Normales
que imparten la Licenciatura en Educación Preescolar, iniciado en el año 2008, se inserta dentro de los esfuerzos que realiza la DGESPE (Dirección General de Educación
Superior para Profesionales de la Educación) para mejorar la calidad de los
procesos y servicios educativos de las instituciones de formación de profesionales
de la educación. Desde el año 2005, existen varios procesos de evaluación
sistemática de las escuelas normales, entre los que destacan: el Programa de
Mejoramiento Institucional de las Escuelas Normales (PROMIN) –que se realizan a
través del Programa Estatal de Fortalecimiento de la Educación Normal (PEFEN),
del Programa de Fortalecimiento de la Gestión Estatal de la Educación Normal
(ProGEN) y del Programa de Fortalecimiento de la Escuela Normal (ProFEN)– y
los Programas de Evaluación de los Comités Interinstitucionales para la
Evaluación de la Educación Superior (CIEES).

Ellos pretenden contribuir a elevar la equidad y mejorar la calidad y pertinencia de la educación superior, en especial al logro y consolidación de la educación normal en cada Entidad Federativa.
La Evaluación Diagnóstica de la Calidad Educativa en Escuelas Normales que imparten la Licenciatura en Educación Preescolar tiene por objetivo general evaluar la calidad educativa de los procesos y servicios de la formación profesional de la Licenciatura en Educación Preescolar, con la finalidad de orientar la toma de decisiones para el mejoramiento continuo de las escuelas normales.

Este mejoramiento continuo de las escuelas normales se basa en tres aspectos fundamentales. Los dos primeros se establecieron desde el 2009 y el tercero se formaliza en el 2011: a) conocer de manera profunda la calidad educativa de las escuelas normales que imparten la Licenciatura en Educación Preescolar; y b) estar al tanto de los retos y la situación actual que viven las egresadas de la licenciatura; y c) evaluar la práctica docente de la licenciatura. Este conocimiento – desde una perspectiva sistémica– permitiría a las comunidades educativas establecer estrategias y acciones de mejora.

Una aproximación al concepto de Calidad Educativa



En países como los nuestros, en los que la universalización de la educación básica todavía no es una realidad, es importante precisar que por calidad de este nivel educativa estamos entendiendo un concepto complejo que incluye cuando menos los siguientes componentes:

a) La relevancia. Un sistema educativo, para ser de calidad, debe ser capaz de ofrecer a su demanda real y potencial aprendizajes que resulten relevantes para la vida actual y futura de los educandos y para las necesidades actuales y futuras de la sociedad en la que éstos se desenvuelven. La relevancia de los objetivos y de los logros educativos se convierte en el componente esencial de esta manera de entender la calidad de la educación, fundamentalmente porque ella tiene mucho que ver con la capacidad de asegurar cobertura y permanencia de los alumnos dentro del sistema educativo.

b) La eficacia. Entiendo la eficacia como la capacidad de un sistema educativo básico de lograr los objetivos -suponiendo que éstos son relevantes- con la totalidad de los alumnos que teóricamente deben cursar el nivel, y en el tiempo previsto para ello. Un sistema educativo será más eficaz en la medida en que se acerque a esta finalidad. Este concepto incluye el de cobertura, el de permanencia, el de promoción y el de aprendizaje real.

c) La equidad. Un sistema de educación básica -que es el nivel que se presenta como obligatorio para toda la población en una determinada edad- para ser de calidad, debe partir del reconocimiento de que diferentes tipos de alumnos acceden a la educación básica con diferentes puntos de partida. Al hacerlo, se propone ofrecer apoyos diferenciales a fin de asegurar que los objetivos de la educación se logren, de manera equiparable, para todos. La equidad implica dar más apoyar más, a los que más lo necesitan. La equidad se verá reflejada en la eficacia.

d) La eficiencia. Un sistema será de mayor calidad en la medida en que, comparado con otro, logra resultados similares con menores recursos.

Por lo tanto la escuel normal de Jilotepec en 2012, se prepara par esta evaluación que sin duda dejará ver el estado en que se encuentra el centro en cuanto a la calidad de los servicios eucativos que ofrece.

2. LA PRESENTACIÓN DEL PLAN DE AUTOEVALUACIÓN A LA COMUNIDAD EDUCATIVA DE LA EN

La presentación del plan de autoevaluación permite anticipar el tono que tendrá el
proceso. Una presentación sencilla y clara puede contribuir a disminuir la natural
ansiedad que genera cualquier tipo de evaluación. En esta presentación, el equipo
responsable de la autoevaluación se dirige a la comunidad educativa, expone los
objetivos que se buscan alcanzar, ofrece una visión integral de la autoevaluación y
permite establecer un primer momento para resolver las dudas o los cuestionamientos que pueda presentar la comunidad que nos ocupa. De manera simultánea, la presentación auxilia al equipo responsable a solicitar la ayuda y la cooperación de los distintos actores de la comunidad educativa, para la obtención de la información necesaria. Finalmente, se anticipan los productos esperados de la autoevaluación.

La presentación puede realizarse de muy diversas formas y estilos; ya sea por medio de un documento escrito, una reunión de trabajo, una sesión plenaria,una presentación de Powerpoint o una combinación de todas ellas. Se sugiere abordar los siguientes temas para la presentación del proceso de autoevaluación:

• El equipo responsable de la autoevaluación, ¿quienes participamos en el proceso? Es
de suma importancia que la comunidad educativa conozca a los integrantes del equipo responsable de la autoevaluación.

• Los objetivos del proyecto. Presentar, de forma clara, los objetivos que se
buscan lograr genera la comprensión de las actividades y tareas que la
comunidad educativa tiene que realizar.

• El proceso del proyecto: el cronograma de trabajo del grupo reflexivo. La comunidad educativa necesita conocer los antecedentes del proyecto. Una presentación breve de las acciones del grupo reflexivo puede ilustrar, a la comunidad educativa, el proceso de construcción de los indicadores y de la metodología de la autoevaluación.

• El esquema de las áreas de evaluación, seguimiento a egresados y autoevaluación de
la práctica docente. Al presentar el esquema de las áreas de evaluación, el cuestionario a seguimiento a egresadas y el instrumento de autoevaluación de la práctica docente, se pueden anticipar las acciones y el tipo de información que se recolectará en el proceso.


Referencias:
1.- La Evaluación de los Centros Escolares(1). Sylvia Schmelkes.http://www.oei.es/calidad2/sylvia.htm
2.- Guía de Evaluación diagnóstica 2012. II. SEP. DGESPE. MÉXICO D.F. 2012.
3.- INSTRUMENTO DE AUTOEVALUACIÓN DE LA PRÁCTICA DOCENTE. SEP. DGESPE. PRIMAVERA 2012.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada